Antofagasta, 25 de mayo 2017.- Los cientos de remolinos instalados en plena Plaza Colón no pasaron desapercibidos para la comunidad que estaba al mediodía en ese sector de Antofagasta. El propósito de estos, que representan el logo de la Alianza del Pacífico, era acercar este proceso de integración regional conformado por Chile, Colombia, México y Perú, a empresarios, académicos y estudiantes de la región.

Con esa vistosa intervención urbana concluyó el Seminario “Alianza del Pacífico, una nueva puerta hacia la globalización regional” realizado en la ciudad puerto. En el encuentro, al que llegaron más de 100 asistentes, participó el director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, Pablo Urria, la Gobernadora de Antofagasta, Fabiola Rivero, el Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, Manuel Melero, entre otras altas autoridades y representantes del sector privado.

 “Estar en Antofagasta constituye un hecho de gran relevancia, pues representa no solo nuestro deseo de difundir los beneficios de la Alianza del Pacífico, sino que también buscamos en nuestras visitas a regiones obtener la retroalimentación respecto de cuáles son las inquietudes que existen para poder incorporarlas en nuestra agenda en este proceso de integración”, dijo Pablo Urria.

 Este es el sexto seminario que se realiza para difundir la Alianza del Pacífico en regiones. La primera ciudad en recibir estos eventos fue Iquique (octubre de 2016). Posteriormente se realizó uno en la ciudad de Arica (diciembre de 2016), Copiapó (enero 2017), Temuco y Valdivia (marzo 2017), y ahora es el turno de Antofagasta.

Otros antecedentes

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional creada el 28 de abril de 2011. Actualmente cuenta con 49 países observadores. Su propósito es impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías involucradas, con miras a lograr mayor bienestar, superar la desigualdad socioeconómica e impulsar la inclusión social de sus habitantes.

Desde mayo del año pasado está vigente el Protocolo Comercial de Alianza del Pacífico, que liberó en forma inmediata de aranceles el 92% del comercio entre los cuatro países, mientras que el 8% restante tendrá un cronograma progresivo de desgravación.

La AP agrupa a más de 220 millones de habitantes, que significan el 36% de la población de América Latina y el Caribe, así como el 3% de la población global y un 2,3% de la economía mundial. Por ello, la Alianza del Pacífico se proyecta como un provechoso instrumento para incentivar los negocios conjuntos. Además, brinda oportunidades para la inversión extranjera y está abierta a nuevos emprendimientos e innovación en diversas áreas.