En el marco de la Asamblea de las Naciones Unidas en Nueva York se realizó el Foro de la Alianza del Pacífico en el que participó el ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, José Manuel Restrepo Abondano, junto a los demás ministros de Comercio de la Alianza del Pacífico.

Durante este encuentro, acordaron extender hasta 2019 la vigencia del Plan de Trabajo para lograr concluir las iniciativas en marcha y definir nuevas actividades en materia de cooperación económica, ciencia, tecnología e innovación, desarrollo sostenible y educación, entre otros aspectos.

El ministro Restrepo destacó la importancia que se le da a la competitividad y a la innovación en esa agenda de trabajo y reiteró el compromiso de Colombia con la Alianza del Pacífico dentro de su estrategia internacional.

También, indicó que la Alianza del Pacífico (AP) es una plataforma para incentivar el intercambio comercial entre los países de América Latina y que, históricamente desde su fundación en 2011, ha sido un espacio clave no solo para fortalecer los procesos de integración de los cuatro países miembro, sino también para realizar un acercamiento conjunto a mercados estratégicos en Asia, mejorar prácticas de gobierno y contribuir a una construcción colectiva como naciones.

“La AP no puede limitarse a la mirada de la esfera gubernamental. Existe una necesidad latente de escuchar al empresariado y analizar su perspectiva, compartida en el Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico (CEAP) con su visión 2030. La apuesta desde Colombia es por el fortalecimiento de los encadenamientos productivos, incorporando a las pequeñas y medianas empresas en las cadenas globales de valor para que puedan beneficiarse en gran medida de estos encadenamientos” señaló el ministro de Comercio, industria y Turismo colombiano.

En su intervención, el ministro José Manuel Restrepo destacó los dos desafíos principales que enfrenta actualmente este mecanismo de integración regional: el aprovechamiento de la Alianza del Pacífico para generar mayores oportunidades de diversificación y los acercamientos con otros actores internacionales que representan grandes beneficios para los cuatro países que conforman esta Alianza.

Subrayó que un mejor aprovechamiento de la AP implica una mayor alineación en los términos regulatorios de Chile, Colombia, México y Perú que facilite la llegada a terceros mercados como bloque y por lo tanto favorezca la diversificación de mercados que ha sido uno de los pilares de trabajo de este mecanismo de integración.

Así mismo, expuso en este foro los acercamientos con otros actores internacionales como la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), clave para el posicionamiento de la Alianza en el mundo.

El ministro colombiano acentuó la importancia de trabajar con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), ya que se considera un proyecto integral y ambicioso que, lejos de reducirse a un solo acuerdo comercial, abarca temas tan diversos como el desarrollo económico, ciencia y tecnología, innovación, movilidad, educación y competitividad para hacer frente a lo que hoy llamamos la cuarta revolución industrial. Igualmente, enfatizó en el acercamiento entre la Alianza del Pacífico y Mercosur como una oportunidad para América Latina de mostrarle al mundo una estrategia de integración no solo comercial sino económica que consolide a la región como un destino estratégico para la inversión extranjera y exportador de bienes y servicios de talla mundial.

El ministro Restrepo manifestó a los asistentes de este foro que hoy se están dando importantes debates a nivel global acerca del comercio internacional, por lo que resulta necesario que la Alianza del Pacífico se blinde de estos escenarios proteccionistas, y la única forma de hacerlo es mostrando las ventajas que trae consigo la integración económica para todos los actores de la sociedad.

“Como lo decían John Spillan y Nicholas Virzi en “Bussiness Opportunities of the Pacific Alliance”, la AP es la oportunidad de América Latina de pasar de las tres C negativas (por sus siglas en inglés), corrupción, clientelismo y cronyism (amiguismo), a las tres C positivas, comercio, convergencia y competitividad.”, concluyó el ministro.

Al final de su intervención, el representante colombiano señaló que, en línea con la OCDE, el futuro de América Latina está en el fortalecimiento de la productividad de sus países, y la manera de conseguirlo es a través de la consolidación de la integración y convergencia entre nuestros países.